La gestión por expectativas es lo que siempre funciona

Brays Efe, intérprete de 'Por H o por B' sobre el postureo: "La verdad es muy importante. Igual de importante que la mentira. Casi"

La serie de HBO estrenada esta semana enfrenta a "chonis y modernillos".

Fuente:  https://www.infolibre.es/noticias/continuara/2020/07/24/brays_efe_interprete_por_por_sobre_postureo_verdad_muy_importante_igual_importante_que_mentira_casi_109257_2016.html

Tus planes nunca saldrán bien si no los haces. Es de Perogrullo. Objetivos, hitos y recursos. No necesitas más. Tú no planificas nada: lo llevas todo en la cabeza. Al fin y al cabo tu gestión se basa en resolver urgencias a diario imposibles de prever. Es cierto como que llevas estancado años en lo mismo y con la tensión cada vez más alta.

Quizá mi única noción de patria
sea esta urgencia de decir Nosotros
quizá mi única noción de patria
sea este regreso al propio desconcierto.

La queja es tu zona de confort

Las urgencias son tu aliado. Son la justificación perfecta para tu pereza de pringado. La pereza de pringado es la del trabajador que curra como un cabrón pero no en lo prioritario. Por eso nada le sale como espera.

El hombre vulgar espera lo bueno y lo malo del exterior, el hombre que piensa lo espera de sí mismo.

Y esa es la cuestión: la espera. ¿Qué esperas que suceda si no planificas nada?. Te da pereza planificar. Te da miedo enfrentarte a lo que te espera. La queja es una salvación para ti porque currar, curras. Pero curras mal.

La queja trae descrédito.

Nadie te puede decir nada de no currar, te pueden decir que las cosas te salen mal. Además, muchos dependen de ti y no se aclaran. Debes generar expectativas, y eso se consigue planificando.

No hay viento favorable para el que no sabe donde va.

Haz planes y genera expectativas para conseguir tus objetivos

Haz planes. Planifica los proyectos de puta madre y consigue generar expectativas de que éstos se van cumpliendo. Esa es la cuestión más importante.

La mejor forma de cumplir con la palabra empeñada es no darla jamás.

Para que no te pongan en duda durante la gestión del proyecto debe “parecer” que cumples. Ahí merece la pena invertir tu tiempo, deja la pereza a un lado.

Los relojes matan el tiempo. El tiempo está muerto siempre que esté siendo marcado por las pequeñas ruedas; sólo cuando el reloj se detiene el tiempo viene a la vida.

Limpia tu escritorio, prepara hojas de trabajo, avisa a todo el mundo con antelación de los hitos que hay que cumplir. Insiste. Es decir, haz planes y haz que parezcan que se cumplen.

Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir.

Es más, haz que parezcan que se cumplan aunque sea mentira. Si los colaboradores que deben seguir tus planes, o aquellos que tienen que supervisarte los mismos, no tienen indicios de que no se cumplen, te dejarán trabajar tranquilo.

La mentira es una forma de talento.

Por lo tanto, has planes. Hazlos, por favor. Genera expectativas sobre el cumplimiento de los mismos y dejarás la urgencia para los pringados. Y si no cumples los planes te dará igual, siempre podrás responsabilizar a otro de que ha pecado de pereza de pringado y por eso la ha cagado. No tú.


Composición de fotografías de la imagen destacada:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com